Diferencias entre luces halógenas, xenón, LED y láser

Probablemente haya notado que cuando conduce de noche, no todas las luces de los automóviles tienen el mismo aspecto. Algunos son amarillentos, otros blanquecinos y algunos incluso tienen un tinte azulado. Al hacerlo, algunas luces brillan más que otras. Los factores que influyen en estas diferencias en los faros de los automóviles son la edad del automóvil, ya que los automóviles modernos generalmente poseen faros más fuertes en comparación con sus equivalentes más antiguos y, lo más importante, la tecnología para fabricar bombillas y lentes. Son precisamente las diferentes tecnologías, es decir, las luces de los automóviles que se crean por su aplicación, las que son el tema de este artículo.

Luces halógenas

La bombilla halógena está fabricada con una carcasa de vidrio resistente a altas temperaturas, un gas que suele ser una combinación de argón y nitrógeno, y una fibra de bombilla con tungsteno. Para producir luz, la bombilla halógena recibe corriente de la batería y se calienta hasta una temperatura de 2.500 ° C, cuando comienza a brillar como lo hacen en Energy Power Canarias.

Ventajas de las luces halógenas

Las luces halógenas son actualmente la opción más popular en la industria automotriz, y las razones de esto son su simplicidad y buena relación calidad-precio. Es decir, una  bombilla halógena tiene una vida útil de aproximadamente 1,000 horas en condiciones normales, y el costo de reemplazo es menor en comparación con el requerido para reemplazar las bombillas de otros tipos de luces de automóvil.

Además de la sencillez y la buena relación calidad-precio, las bombillas halógenas también están adornadas con practicidad, ya que se pueden encontrar en diferentes tamaños, lo que las hace adecuadas para la mayoría de modelos de automóviles.

Desventajas de las luces halógenas

No importa qué tan populares sean las luces halógenas para los conductores, cada vez más compañías automotrices las utilizan como una opción de respaldo. Las razones de esto son las siguientes…

La vida útil de una bombilla halógena generalmente termina cuando el tungsteno se evapora de la fibra de la bombilla, se acumula en la cubierta de vidrio y hace que la fibra de la bombilla explote, lo que, como consecuencia, se vuelve disfuncional. Un problema aún mayor es que, al recolectar y emitir luz, una  bombilla halógena produce grandes cantidades de calor, lo que conduce a un mayor consumo de electricidad.

La sensibilidad de las bombillas halógenas a diversas sustancias es un problema adicional. Por ejemplo,  al sustituirlos, no se recomienda de ningún modo tocar la carcasa de cristal de cuarzo de la bombilla de repuesto con las manos desnudas, ya que la grasa de los dedos se adhiere a ella, provocando un calentamiento desigual de la bombilla y acortando su vida útil. En cambio, para reemplazar la bombilla halógena del automóvil, use un paño limpio para sostener la cubierta de vidrio.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *