5 Productos habituales posibles gracias al termoplástico

Por termoplásticos se entienden todos aquellos plásticos que, sometidos a una temperatura determinada, se vuelven moldeables y recuperan la solidez al enfriar de nuevo. Se trata de productos muy baratos que en muchos casos han sustituido a otros materiales con un precio mucho más elevado.

Empresas como Plásticos Alco se dedican a la elaboración de este tipo de productos así como de los moldes para llevar realizar algunos de ellos, que necesitan de una elaboración mucho más precisa.

Podríamos poner miles de ejemplos de productos elaborados con este tipo de plásticos pero hemos elegido cinco de ellos, muy cotidianos y fácilmente identificables.

1) Botones. Los botones de plástico de tu ropa se elaboran mediante las técnicas de inyección de termoplásticos. El plástico caliente se introduce en moldes y se elaboran estos botones en diferentes tamaños y colores.

Los botones de plástico resultan mucho más baratos y fáciles de realizar que los que se hacían con madera o hueso. Además permiten una gran variedad de formas y de colores.

2) Perchas para ropa. Las perchas de plástico son muy habituales en nuestros armarios, pero sobre todo en las grandes superficies donde casi todo está colgado de este tipo de perchas.

No hablamos solo de las individuales para la ropa, sino también de las que están situadas en la parte superior de las bolsas de la ropa interior o de los calcetines y que permiten colgar los packs de manera sencilla en los expositores.

3) Prótesis ortopédicas. No son tan visibles, pero las prótesis ortopédicas han mejorado la vida de muchas personas. No hablamos tan solo de las prótesis internas, donde el plástico ha jugado un papel muy importante al evitar los rechazos del metal, sino también en las externas.

En este tipo de aparatos, los plásticos están combinados con titanio y con otros materiales que permiten crear prótesis resistentes y precisas.

4) Ojales de cortinas. Y volvemos de nuevo a un pequeño objeto de lo más cotidiano. Los ojales de las cortinas para el baño e incluso algunos de cortinas de salón, están realizados en este tipo de plásticos. Eso evita que se oxiden o se alteren por la humedad.

Además de los ojales, en el cuarto de baño podemos encontrar las anillas para colgar la cortina de la ducha, por poner otro ejemplo de este tipo de productos.

5) Botellas. A diario bebes agua o refrescos que están envasados en botellas de PET. El PET es otro termoplástico que nos facilita la vida día tras día, permitiéndonos llevar botellas de agua en el bolso sin riesgo de que rompan, como sucedería con las de cristal, y sin que resulten tan pesadas como los termos metálicos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *