Cómo realizar un excel de control de la inversión online

Uno de los puntos más importantes a la hora de invertir es llevar un buen control del estado de nuestras operaciones. Da igual que seamos un gran inversor o uno pequeño.

Está claro que una corporación dispondrá de herramientas automatizadas que faciliten la tarea, pero como pequeños ahorradores nuestra obligación es tratar de replicar estos instrumentos para tratar de maximizar la rentabilidad manteniendo los niveles de exposición al riesgo en el mínimo posible. Lo podemos hacer de una forma tan sencilla como eligiendo adecuadamente el bróker online, como puede ser el caso si usamos Finmark, por ejemplo.

La mayoría de las plataformas financieras suelen presentarnos herramientas resumen de nuestras inversiones, pero en el momento en que tenemos nuestro dinero diversificado en distintos productos y, sobre todo, en distintos operadores, homogeneizar la información se torna un poco más complicado.

Es por esto que disponer de una página Excel hecha a nuestra medida sea posiblemente lo más sencillo y lo más cómodo. Utilizar una hoja de cálculo hoy por hoy es relativamente sencillo –no vamos a necesitar grandes fórmulas, más allá de sumas y restas-, y todos los ordenadores cuentan con un editor. Y si no se dispone del programa de Microsoft, siempre se podrá utilizar el gratuito, y online, de Google.

Finmarkfx

Imagen: pexels

¿Qué información hemos de incluir en la hoja de datos?

En la primera columna (A1) introduciremos el nombre del producto contratado, ya sean acciones, opciones y futuros, un par de divisas en el mercado forex o alguna moneda virtual. Nuestra recomendación es informar el nombre tal y como viene en la plataforma financiera en la que la tenemos alojada, para evitar equívocos.

A partir de ahí, en las siguientes pestañas tenemos dos posibilidades. La primera es poner el precio inicial de cotización al que compramos. La segunda, poner el importe total que invertimos. Desde nuestro punto de vista, aunque parezca redundante, es poner ambas columnas, B1 y C1. Aunque a posteriori los datos de rentabilidad que se van a extraer sean los mismos, nos permitirá en cada momento saber la cotización y nuestros saldos.

Después pondremos tanto el precio de cotización en el día de hoy, como el saldo que tenemos. Para tener estos datos habrá que verlos en la plataforma donde tenemos alojada la inversión. Serán las columnas D1 y E1.

En F1 incluiremos la primera fórmula matemática: =(E1-C1)/C1. Ésta, poniéndola en porcentaje, nos dará la rentabilidad que nuestra inversión arroja en el día de hoy.

De este punto en adelante tenemos muchas opciones y cada uno puede adaptar su Excel de la manera que más adecuada considere: incluyendo el plazo que llevamos de la inversión, por ejemplo, o especificando cuánto falta para alcanzar la rentabilidad esperada…

Nosotros creemos que el plazo de la inversión es importante en la medida en que tiene en cuenta el tiempo que llevamos apalancados en un producto: no es lo mismo llevar una rentabilidad del 2% en 730 días que una del 2% en 35.

Lo mismo en la primera estamos perdiendo oportunidades de inversión. Para eso, en G1 bastará poner la fecha en que se contrató el producto, y en H1 la fecha de hoy. La fórmula es =HOY(). En I1 basta hacer la diferencia: =F1-H1.

Y a partir de ahí, tendríamos los datos más importantes para poder controlar nuestras inversiones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *