Los 5 cómics que marcaron la infancia de miles de jóvenes

Todos tenemos un libro, una historia o un cómic que ha marcado nuestra infancia porque siempre lo recordaremos. En este artículo vamos a centrarnos en los cómics que han marcado la infancia de miles de niños. Historias que llevaban a los más pequeños a un lugar lleno de diversión, sorpresa e ilusión.

  1. Capitán Trueno. Todos los niños han querido ser alguna vez un fuerte luchador. Esta era la figura del Capitán Trueno, que además de entretener e ilusionar a los niños era capaz de educar con sus valores y su forma de entender la vida. Recientemente se ha sacado una colección del Capitán Trueno muy interesante para que los niños de aquella época, que ya superan el medio siglo, puedan volver a disfrutar con este capitán.
  2. Mortadelo y Filemón. La historia de los superagentes secretos de la TIA ha dado para mucha tinta gracias al gran Francisco Ibáñez. El creador de este cómic nos ha dejado con una gran colección que a día de hoy sigue marcando a niños de varios países. Historias rocambolescas que nos dejaban Mortadelo, Filemón y personajes secundarios tan importantes como “el super” o el profesor Bacterio.
  3. Zipi y Zape. La historia de estos hermanos  más reproducida en cómics que ahora ha llegado a la gran pantalla. Las risas estaban aseguradas cuando abrías una de la muchas historias de esta pareja de gamberros pero divertidos personajes. Con el paso de las historias se podía ver el gran corazón que tenían estos dos niños, aunque siempre después de un buen susto a sus padres y profesores. No os podéis perder la película porque aparecen grandes actores y quieren sorprender al público de todas las edades con un gran film.
  4. 13 rue del Percebe. Otra obra maestra del gran Francisco Ibáñez. En esta ocasión nos abría la puerta a una comunidad de vecinos algo rocambolesca. Las historias se sucedían una tras otra en las viñetas para deleite de los más pequeños.
  5. Carpanta. Uno de los personajes más curiosos de la historia del cómic. Siempre con un embutido en las manos o en la mente, Carpanta luchaba día a día por hacerse con este sabroso botín.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *